Bici

Bici plegable, mi bici para todo

 

En las próximas semanas voy a mudarme a una casa en el otro extremo de la ciudad. Una casa estupenda… pero alejada de mi trabajo y sin ascensor. Y claro, cuando me planteo seguir yendo a trabajar en bici me imagino cargando con ella tres pisos arriba y abajo a diario… y además recorriendo la ciudad durante mucho más tiempo. Por eso me he puesto a buscar alternativas, y he encontrado una que me ha parecido muy interesante: una bici plegable.

No está rota, es que se dobla

Una bici plegable es una de las mejores opciones para moverse en ciudad si quieres combinarla con el transporte público o tienes poco sitio en casa. Se trata de una bicicleta convencional, diseñada específicamente para moverse por asfalto en la ciudad, pero con las ruedas algo más pequeñas y con una prestación única: podemos plegarla rápidamente sobre sí misma hasta que alcanza un tamaño similar al de un equipaje de mano.

Y en cuanto a calidad, hay de todo, pero una bicicleta plegable puede ser igual de buena, resistente y fiable que cualquier otra bicicleta de ciudad, aunque al principio nos sorprenda su aspecto. Los fabricantes están apostando por este tipo de bici urbana, así que es una buena idea.

 

A todas partes con mi bici

La principal ventaja de llevarla plegada es que con ella puedo acceder a muchos sitios, empezando por el transporte público. En muchas redes de metro y autobús está prohibido entrar con bicicletas o se restringe a determinados horarios, pero con una bici plegable puedo entrar durante todo el día, ya que es un bulto más: como una maleta. Esto me permite ir pedaleando hasta la estación y continuar el viaje hasta mi oficina cómodamente sentado en el tren. Una solución mucho más cómoda, rápida y económica que ir a trabajar o a clase en coche.

Y si eres de los que temen que se la roben, la bici plegada también puede pasar a muchos sitios: tu oficina, un bar, tu casa… no tendrás por qué dejarla atada en la calle si no quieres.

Planea tus rutas en cualquier medio

Por lo tanto, la bici plegable es la mejor manera de diseñar tus rutas favoritas y poder ir al trabajo pedaleando, con todas las ventajas que tiene, aunque vivas muy lejos o sea inaccesible. Combinar diferentes medios sostenibles es la opción más inteligente para disfrutar tu trayecto cada mañana, mantenerte en forma y disfrutar la ciudad sin contaminarla. A todas las ventajas de una bicicleta que puedes llevar a cualquier parte se suma el hecho de que puedes comprarla eléctrica, para esas partes del trayecto más duras como las cuestas.

De modo que revisando todas estas ventajas, creo que ya no tengo excusa para seguir yendo al trabajo en bici desde mi nueva casa y guardarla en ella sin que me ocupe mucho espacio… creo que la bici plegable es la solución ideal.

Imágenes | Salim Virji

  • Bicivitas

    Nos alegramos de que te hallas planteado el hacerte con una plegable. Como en todo te recomendamos que busques bien y que las pruebes.

    En las plegables también hay categorías y no es lo mismo que se pueda plegar a que se pueda plegar y acarrear. El diseño del plegado, el peso y la calidad de los componentes son fundamentales, no es lo mismo subir una bici de 14 kilos a un octavo sin ascensor que subir una de 10 y mucho más si no se mantiene plegada en cuanto la levantas :)

    Así que, como con todo, informarse, comparar y después decidir. Enhorabuena de antemanos y ya nos contarás tu experiencia.

    http://www.bicivitas.com

    • Fernando de Córdoba

      ¡Muchas gracias por el comentario! Muy completo ;)

  • Beatriz Maldivia

    Como ya dije en otro comentario, mi bici plegable es de rueda grande. Si no necesitamos que plegada quede muy pequeña, es la opción perfecta porque su conducción es como la de una normal.

    • Fernando de Córdoba

      Tengo que investigar sobre esas bicis de rueda grande, porque problemas de espacio en casa no creo que tenga y me gustan más ;-)

  • Marcos

    Una pregunta: una bicicleta plegable plegada, ¿se puede considerar una bicicleta? Lo digo porque a la hora de subirla en muchos transportes públicos (trenes AVE, autobuses,…) ponen problemas por el sólo hecho de tener pedales. ¿No se podría considerar como una maleta o un cochecito de bebé?

    • Fernando de Córdoba

      Bueno, eso depende de Renfe sobre todo… en muchos trasportes te dejan subirla. A las malas, si sabes que te van a poner problemas, puedes guardarla en una funda y nadie tiene por qué saber que es una bici.

    • 2ni francia

      las pedales tambien tienen que ser plegables, para los trenes :en francia depende del tamaño de la bici plegable para que puedas llevartela en los trenes, yo tengo una siempre en el baúl del coche, asi cuando tengo que irme en le centro de la ciudad es màs que pefecto y sobretodo no tengo que aparcar el coche donde en francia ahorro asi mucho dinero (1.5e per hora)

      • Fernando de Córdoba

        Esa es una idea genial. Si todo el mundo llevase una bici plegable en el coche estoy seguro de que habría menos coches circulando porque no nos importaría aparcar un poquito más lejos… y no encima de la acera, en doble fila…

  • Pingback: Fitness en la red (LVIII) | Todas las Dietas

  • Pingback: Especial historia de la bicicleta II: del origen a nuestros días | Ciudadano 0,0

  • Pingback: 10 preguntas que debes hacerte para encontrar tu bicicleta ideal | Ciudadano 0,0

  • Pingback: Especial: historia de la bicicleta « El Lupanar de Dieguito

  • Pingback: Cinco aspectos a tener en cuenta si vas a elegir una bici plegable | Ciudadano 0,0

  • Pingback: Trucos y gadgets para colgar tu bici en casa