El huerto en casa

Cómo fabricar un riego por goteo con una botella en mi huerto urbano

No sé si os pasará a vosotros, pero el tema de marcharme unos días siempre es un problema, ya que no tengo quien venga a regar mis plantas y mi huerto urbano. Una buena manera para solucionarlo es el riego por goteo.

Si además fabricamos este sistema a nuestra medida y con material reciclado, matamos dos pájaros de un tiro. Las botellas de plástico, son estupendas para fabricarlo y es una excelente manera de reciclar y una solución perfecta para que las plantas tomen el agua que necesitan y nosotros no estemos preocupados por si sufren sequía, también una buena forma de ahorrar agua, ya que de este modo la planta solo consume la cantidad que necesita y a la vez evitamos el gasto excesivo de ese bien tan preciado como es el agua.

Material:

  • Botellas de plástico de litro y medio o de más capacidad y una más pequeña que quepa dentro
  • Un cutter o cuchillo que corte bien
  • Un poco de maña
  • Acolchado (hojas secas, paja. heno…)

Hazlo tú mismo

Desde Ecocosas nos explican que es un medio muy utilizado en países pobres. Y la manera de hacerlo es sencilla: Se corta la base de la botella grande, mientras que la pequeña se debe cortar aproximadamente a la mitad siéndonos útil solamente la parte inferior. La base de la botella pequeña se sitúa sobre la tierra llena de agua y sobre ella se coloca la botella grande. La posición relativa entre ambas ha de permitirnos que al abrir la tapa de la botella grande podamos verter agua sobre la pequeña.

Debemos colocar las dos botellas junto a la planta que queramos regar. Alrededor de la planta se pone heno, paja u hojas secas, es decir un acolchado.  El sol da de lleno sobre la primera botella, creando un efecto invernadero, que provoca que el agua del depósito se evapore.  El aire del interior de la campana se satura de humedad con lo que se producen condensaciones y se forman cada vez gotas más grandes que terminan por deslizarse por las paredes y caer sobre la tierra regándola. De esta manera se reproduce el ciclo natural del agua en pequeña escala.

Una buena manera de reutilizar las botellas de plástico, al tiempo que ahorramos agua y nuestras plantas agradecerán el riego por goteo, mientras nosotros disfrutamos de nuestras vacaciones.

Imágenes | Mi huerto urbano