Bici

Si me lo traes a casa, que sea en bici

5 comentarios

repartos_en_bici

Ya habíamos conocido la posibilidad de realizar nuestros envíos a través de una mensajería que utiliza bicis como transporte. El ejemplo se plasma en la película ‘Sin frenos’, que tiene como protagonistas a mensajeros que llevan los documentos en la mochila y pelean por ser los más rápidos en las calles de Nueva York. También hay muchas empresas que hacen sus entregas en bicicletas, gracias a repartidores propios, en lugar de contratar mensajeros de un servicio externo.

Para la empresa, usar bicicletas en sus repartos supone un ahorro en combustible y para nosotros, que recibimos la entrega, garantiza la tranquilidad de que nuestra compra no ha provocado un extra de contaminación o un aumento del tránsito. Además, esa empresa no se ve influida por las fluctuaciones del precio del combustible y sabe lo que le costará en cualquier caso hacer sus entregas. Si bien parece que resultaría un transporte más lento, tal vez sea más veloz, ya que tiene la capacidad de sortear los atascos y penetrar por parques y zonas libres de vehículos a motor.

20130524_190906

Los repartos en bici son históricos

Las bicis usadas para transporte surgen en Países Bajos, Escandinavia y el Noroeste de Estados Unidos. Desde allí, han comenzado a extenderse al resto de Europa y por las demás zonas de Norteamérica. Pero no son un invento moderno, ni siquiera una incorporación actual al parque automovilístico, pues desde finales del siglo XIX ya se vienen fabricando. Durante las dos grandes guerras del siglo XX se siguieron utilizando y en los años 60 del pasado centenio tuvieron un auge, para regresar con fuerza en la actualidad.

En estos lugares, llevan tanto tiempo asentadas que no es raro ver en Ámsterdam imágenes que aquí aún no contemplamos habitualmente: personas realizando pequeñas mudanzas en bici entre casa y casa, llevando a los niños al colegio, transportando género entre tiendas o ejerciendo la venta ambulante sobre bicicletas. Estas “cargobike” no tienen por qué ser propiedad de quienes las usan ya que, para un transporte esporádico, es posible alquilarlas como quien renta una furgoneta sin conductor.

bullittstraight

El diseño de una bici para repartos

Los diseños de las bicicletas también cambian para facilitar estos repartos. Existen diferentes modelos de velociclos pensados para repartidores no motorizados y su diferencia principal consiste en el lugar donde se ubica la carga. Las que llevan el peso delante, con una distancia mayor entre el manillar y la rueda delantera, se llaman “Long John” y fueron diseñadas por Jan van der Tuin. La “Long Tail”, inventada por Mike Burrows, lleva toda la carga tras el ciclista. Se puede encontrar, además, un sistema combinado, que reparte el peso en ambos extremos de la bicicleta, como la Donky.

Si una bici puede transportar hasta dos pasajeros, calculamos que no habrá problema con el peso o el volumen de los bultos que sea capaz de cargar para el reparto. Algunos de estos vehículos no pueden llamarse propiamente bicicletas, pues constan de tres o hasta cuatro ruedas, pero siempre van propulsados a pedales, por lo que entran dentro de la familia que tanto nos gusta.

8freight

Ejemplos de empresas que reparten en bici

Decíamos que en nuestro país todavía no es tan habitual ver estos repartos sobre dos ruedas. No obstante, la costumbre se está extendiendo con bastante velocidad. Anque existen muchísimas empresas que lo hacen, mencionaremos únicamente algunas a modo de ejemplo sin querer, bajo ningún concepto, dejar a otras fuera.

Un ejemplo es Plan Chic, una tintorería donde te entregan la ropa planchada en una bici con un cajón acoplado en la parte de atrás. En Pontevedra existe una pizzería que te entrega el pedido en bici, al menos si la solicitas en el área del centro histórico de la capital.

Los periódicos son algo que estamos acostumbrados a ver repartirse desde las bicicletas, especialmente en las películas estadounidenses, donde jóvenes recorren las urbanizaciones arrojando un ejemplar ante cada puerta. El periódico Diagonal también se ha sumado a esta costumbre y reparte en bicicleta en Barcelona, Sevilla y Madrid, gracias a diferentes colaboradores. Su intención es reducir al máximo la huella ecológica y trabajar con colectivos que practiquen la economía social, en lugar de contratar servicios de grandes empresas. Además, aseguran que sus ejemplares llegan mejor así.

IMG_0243

Los amigos del ciclismo nos ponen el ejemplo de una importante cadena de supermercados que hace algunos de sus envíos de pedidos en un triciclo que combina pedales con motor eléctrico y es capaz de transportar hasta 180 kilogramos de peso. La empresa Van a pedal es la que ofrece este servicio.

Si estás pensando en montar un pequeño negocio desde el que ofrezcas servicio a domicilio o compras por Internet, tal vez que apetezca sumarte al saludable sistema de entregar tus mercancías en bicicleta. Con esta modalidad de repartos, contribuyes con la disminución del tráfico y de la contaminación de las ciudades y quién sabe si hasta llegan antes los pedidos.

Por mi parte, si necesito que me traigan algo a casa y puedo elegir entre diferentes proveedores, prefiero el que me lo trae en bici. ¿Y tú: has recibido alguna entrega en tu domicilio desde una bicicleta? Cuéntanos por qué has elegido una empresa que te hace las entregas a pedales y qué tal ha resultado la experiencia.

Fotografías | Escaparate de Roca, Bicycle Design y Larry Vs. Harry.

  • Carlos Roberto

    Para algunos barrios de Madrid, por ejemplo, que tienen tráfico restringido puede ser una muy buena solución. También para los centros de las ciudades, donde muchas veces no se puede ni parar ni aparcar. Lo veo como un buen negocio para la entrega cercana…

    • Beatriz

      Sí, hay zonas a las que llegará sin duda mucho antes.

  • cat pj

    Os comento un caso que he vivido hace poco. Trabajo en el centro de mi ciudad, que es prácticamente peatonal y por el que hay un hermoso carril bici, y compañeros de otras oficinas nos comentaban que el juzgado enviaba a sus funcionarios a entregar las notificaciones en… TAXI!!!!! El otro día lo vi con mis propios ojos, no daba crédito. El tiempo y el dinero que se ahorrarían enviándole en bici es incalculable. Es que no lo ven? Y ya no hablo del ejemplo que darían a los ciudadanos… A veces la estupidez humana no conoce límites.

    • Beatriz

      Con un solo mensajero en bici que tuviesen se ahorrarían un dineral. Y no solo esos juzgados, un montón de empresas e instituciones que hacen lo mismo: tirar de taxi para todo.

  • Beatriz

    Alguna cadena grande que también lo hace. Mira qué bien: